Viaje y haga de ello una experiencia inolvidable. ¡Comuníquese!

Viajero

No parecerá común a simple vista pero lo cierto es que la mayoría de las personas de modestos recursos que salen de viaje  y que por una razón u otra deben permanecer por varias horas en los aeropuertos internacionales terminan comunicándose entre sí.

Las horas son más fáciles de sobrellevar en compañía. Terminan por contarse sobre la familia y la vida diaria. Al final del viaje intercambian teléfonos y no pocas  veces surge una amistad desinteresada y duradera.

Pero si se percatan en los pasajeros de primera clase notarán que hincan sus narices en las nubes y obviamente les desagrada codearse en el viaje  con los de la clase más humilde.

viaje. Salón para viajeros.

Viaje. Salón de espera.

La mayoría de las veces se unen en pequeños grupos de privilegiados y rivalizan entre ellos haciendo alarde de su estatus social. Se  aíslan dentro de su propio orgullo como si las demás personas no significaran nada para ellos.

Tuve la suerte un tanto adversa de quedar varada en el aeropuerto de Minsk la capital de Bielorrusia por seis interminables horas. Durante este tiempo varias personas de diferentes nacionalidades se me acercaron para charlar.

En varios idiomas chapurreados nos comunicamos. El inglés lo manejo medianamente  y el Ruso peor. Pero en esta remota parte del mundo es un milagro encontrar alguna persona que hable  el español.

Sin embargo nos las ingeniamos para hablar sobre el viaje,  el clima y lo tedioso que resultaba la espera en aquel lugar que a pesar de lo fuerte de la calefacción dejaba penetrar el frío del otoño que en este país es extremo para los que provenimos del Caribe.

De todas las personas con las que charlé me conmovió el caso de una señora que supe luego era de Azerbaiyán. Había estado sentada a mi lado en el viaje a Minsk y en todo el trayecto no abrió la boca para decir una sola palabra.

Viaje. Salón para viajeros

¿Cómo se comunican las personas en un viaje?

Luego de casi dos horas de espera después del aterrizaje se me acercó diciéndome

─ ¡Hola! Me llamo Anna.─ Se estrujaba la mano nerviosamente por lo que le contesté con amabilidad.

─ Hola Anna. Venga puede sentarse aquí a mi lado mientras esperamos.

─ ¿ También harás el viaje  de regreso a Moscú esta tarde?

─ Si señora─ le contesté.─ Mi vuelo sale  a las 19.40 de la tarde aún me queda mucho tiempo de espera.

─ Creo que el mío sale a las 18.00.─ No estaba muy segura se veía un poco desorientada.

Yo estaba maravillada. A pesar que me hablaba en Idioma Ruso fluido la entendía en todos los detalles.

─ Llevo casi 6 meses en Moscú continuó. Hago este viaje sola cada 3 meses esta es la segunda vez.─ Las arrugas de los años estaban profundamente marcadas en su cara. Sus ojos estaban llenos de lágrimas cuando me dijo.

LEER MÁS  Falso Justin Bieber acusado de violar adolescentes en Australia

─ Ya sabes aunque tengamos la visa por un año cada tres meses el Estado Ruso te obliga a salir del país para mantener la legalidad. Mi hijo  todavía no tiene un buen trabajo aún así reúne 10 000 rublos para pagar mi viaje cada tres meses.

Yo estoy muy enferma ─ continuó. ─ Tengo 68 años y una condición grave en el corazón. Me da pánico viajar sola. Pero debo hacerlo para estar cerca de mi hijo y mi nieta. Son lo único que me queda en la vida.

El está solo desde que enviudó . No tiene nadie que lo ayude con la bebé que cumplirá dos años en pocos meses. Hago este viaje para mantener a la familia unida. Mi mayor recompensa es estar al lado de las personas que amo.

Una viajera solitaria

Viaje solitario.

Sentí como si una mano apretara mi garganta. Sabía que aunque el miedo al viaje la atenazara ella seguiría haciéndolo en nombre del amor a su familia. Me levanté para que no notara que mis ojos se habían llenado de lágrimas.

Fui a chequear mi pasaje  y me percaté que ningún vuelo estaba programado para los 18.00 horas . Fui hacia la silla y le pedí que me mostrara sus documentos percatándome que su vuelo partiría en 20 minutos.

Obviamente la señora no está consciente de sus actos pensé. Me preocupé mucho cuando se puso los espejuelos e intentó leer. Después se viró lentamente hacia mí diciéndome que era casi analfabeta.

Su vuelo estaba llamando a los últimos pasajeros. Llamé a seguridad.  Pedí ayuda para que pudiera embarcar diez minutos después  estaba lista para el viaje de regreso a Moscú. Se abrazó a mí con lágrimas diciéndome que Dios me había puesto en su camino.

Atropelladamente me dijo que ni siquiera llevaba dinero para comer. ¡Hasta había olvidado su medicina! Por eso estaba tan nerviosa. Me daba las gracias con tanta efusión que se me saltaron algunas lágrimas.

La abracé como si se tratara de mi propia abuela diciéndole.

─ Ya ve que todo pasa por una razón valla tranquila. Dios ve su sacrificio por las personas que ama.  Él no dejaría que usted perdiera el avión . Cada vez que tenga que viajar recuerde este día.

No tenga miedo preguntar. Siempre Habrá alguna persona esperándola para brindarle  apoyo. Además estoy segura que su hijo y su nietecita la estarán esperando al final de su viaje.

Recuerdo su mirada feliz diciéndome adiós. Entonces me di cuenta que todas esas horas de espera tuvieron un propósito ¡No había sido tiempo perdido!

¡Había ayudado a una madre a regresar a casa!.

[Total: 0    Average: 0/5]

About author Ver todos los posts Author website

julien